[Historia de vida] Martha, administradora de la porcícola ejemplo de Producción Más Limpia en Chocontá

porcicola
Martha, administradora de la porcícola en mención.

Martha Villamizar, es una arquitecta que nació en Bucaramanga, pero su vida tomo un rumbo diferente. En la actualidad, vive en Bogotá junto a sus hijos Juan Sebastián y María Camila. Gracias al amor y respeto que le inculcó su padre por el trabajo a la tierra, lleva más de 27 años desempeñándose como administradora de la granja que tiene en sociedad con su familia, ubicada en el municipio de Chocontá.

 

Está carismática mujer, llegó a liderar el negocio de su padre para sacarlo adelante como él siempre lo había deseado. “Recuerdo con cariño y admiración como mi padre comenzó el negocio de las porcícolas, contaba con tan solo 15 cerditos y una finca de 70 fanegadas, y aunque no ha sido fácil posesionarnos en el gremio, nunca nos hemos dado por vencidos; de igual manera, siempre he hecho un reconocimiento al excelente equipo de colaboradores que día a día, dan lo mejor de sí, para que nuestra empresa Inversiones JG LITA sea una porcícola de calidad”.

 

Este arduo trabajo se ha visto reflejado en el crecimiento que ha tenido la empresa. En la actualidad, cuenta con 16 clientes, 150 hectáreas de terreno y más de 100 cerdos. Uno de los logros más representativos es la ampliación de la empresa, tanto así que ya cuentan con una sucursal en Bucaramanga, donde también han generado confianza a sus clientes, quienes los catalogan como una de las mejores porcícolas de la ciudad. De igual manera, ha logrado consolidar una empresa que ha crecido de manera eficiente y que hoy es considerada como una de las porcícolas más importantes de Cundinamarca; esto se debe al proceso de Producción Más Limpia (PML) que implementan para su funcionamiento.

 

Como bien señala Martha: “Hacemos que las heces del cerdo sean usadas como abono y mantenemos lo porcinos de la manera más higiénica posible. Además, frente a la seguridad en el trabajo, tenemos todos los cuidados necesarios para evitar cualquier infección a nuestros animales, los veterinarios realizan un constante chequeo a cada uno de ellos”.

 

Hoy esta porcícola trabaja de la mano con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), con el fin de lograr convertir esta empresa en una granja ecosistenible y ejemplar, hace seguimiento y control a las acciones que toman para su trabajo. De igual manera, es importante reconocer que en las visitas realizadas por la Corporación, a cargo del equipo de profesionales de Producción Más Limpia, demuestran el compromiso con el medio ambiente, ya que cuentan con varios espacios que hacen uso eficiente de agua y lo más importante, no utilizan químicos tóxicos que sean dañinos para la tierra en su proceso de producción.

Anuncios