A pesar de los altos niveles en la quebrada El Tejar, se tiene control para evitar desbordamientos en los predios

Río Tejar 1
Quebrada El Tejar / Chocontá (Cundinamarca)

Funcionarios de la CAR acompañaron a la UMATA y a la Unidad de Gestión del Riesgo de Chocontá, para verificar el estado de las zonas que podrían verse afectadas por inundaciones de la quebrada El Tejar y el río Bogotá, sin presentarse riesgo allí.

 

Bogotá, D.C., 16 de junio de 2017.

 

Tras las fuertes lluvias presentadas en la tarde y noche del 15 de junio del año en curso en la cuenca alta del río Bogotá y la zona oriental de la jurisdicción CAR Cundinamarca, los caudales de la quebrada El Tejar, ubicada en el municipio de Chocontá, pasaron de 2,6 a 12 metros cúbicos de agua por segundo y su nivel de 1,58 metros a 2,89 metros.

 

Ante esto, los bomberos de Chocontá, la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (UMATA) y la Unidad de Gestión del Riesgo de la población, visitaron el sector del Tejar, en compañía de funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) para verificar el estado de los predios que podrían verse afectados por desbordamientos de la quebrada, donde se comprobó que no hay emergencias.

 

Los registros fueron tomados en la estación Puente Chocontá, a través de la Red Hidroclimatológica de la CAR.

 

De otra parte, en el río Bogotá, en la estación Saucío, ubicada en Chocontá, se presentó un caudal pico hacia la media noche de 24 metros cúbicos de agua por segundo. Es así que, en coordinación con la Empresa de Energía de Bogotá, se inició un bombeo en el cual, pasadas las 8:00 am. Del viernes 16 de junio, se llevaba un acumulado de 345.000 metros cúbicos hacia el embalse Tominé.

 

Con el bombeo de agua, las poblaciones de municipios como Suesca, Sesquilé en cuenca alta del río Bogotá y los de la cuenca media, no tendrán riesgos por inundaciones, además, la CAR seguirá haciendo los monitoreos para tener informada a la comunidad”, explicó César Clavijo, director de monitoreo y modelamiento y Laboratorio Ambiental de la CAR.  

 

Se recomienda a la comunidad ribereña que esté alerta e informando cualquier eventualidad a los entes de control para activar los planes de contingencia necesarios.

 

 

Oficina Asesora de Comunicaciones de la CAR.

Anuncios